Tiempo, ¿se trata de eso?

por NN

¿Cuán irresponsable es estar escribiendo esto a esta hora? No lo sé. No me gusta reconocer que no alcanzo a tener el control sobre mis impulsos. Paso noches en vela mirando a la nada y despierto a días laborales lo suficientemente cansada como para tirar la tolla repetidamente en mi imaginación.

Me gustaría trabajar sin pensar que el tiempo no me alcanza. Y estudiar para dormir una noche en paz. El dinero no lo jodió todo, fue la avaricia por querer tenerlo todo a la vez. Un trabajo, una carrera, una novia y unos amigos. La vida se me hace corta, ínfima y el tiempo se come los meses sin que me percate de ello.

Si tuviera la oportunidad de pedir algo al genio maligno, le pediría tiempo; a Dios sabiduría; a mi madre disciplina. Hoy me lamento de mi rebeldía infantil que nunca me enseñó a hacer tareas, a seguir instrucciones ni a pedir ayuda a tiempo. Aprendí precozmente que aprendes por tu cuenta y ahora no cuento con lo suficiente para demostrar lo que puedo llegar a aprender. La vida no es de una vez por todas y aún así, me acompleja no tener una tesis lista para cuando llegue el momento.

Hoy no escribí lo que necesitaba ni leí todo lo que debía; amé, eso sí, aunque no sé si lo suficiente para sanar esta insoportable desazón en la que me encuentro.

Anuncios