Pesimismo

por NN

Suelo quejarme de todo o casi todo a lo que me refiero, y casi de manera inmediata busco el lado positivo de tan ensombrecida imagen que dibujo. Cuando lo expreso verbalmente sonrío para que nadie me crea todo lo que estoy diciendo y en el fondo para tampoco créemelo yo. Racionales, me parecen los argumentos que sostienen cada una de las aseveraciones y sin embargo llamo a mi ‘parte no racional’ a que me ayude a sobrellevar ese intrincado laberinto en el que me meto a cuenta propia.

Y así que me arrepiento de haber sido ‘tan racional’ para salir corriendo de lo que no entendía o no supe manejar.

Cada mañana, empiezo el día auto-convenciéndome de tener ‘una vida deseable’, ‘de ser fiel a los principios y metas que me he propuesto’ y antes de pensar en el tercer objetivo vital, arranco a llorar en la ducha. La sonrisa sin espejo no funciona.

Miro al piso y salgo de allí.

Anuncios