Tristeza

por NN

A veces la tristeza viene y nos coge en la mitad de un baño de agua caliente, en la subida de la montaña, en el respiro final. A veces la tristeza nos coge cuando despertamos y tomamos el café de la mañana, al tomar el autobús, al llegar al trabajo.

A veces simplemente viene y nos coge, nos da tres vueltas y se burla en nuestra cara. “Sigue intentando” se ríe… “Sigue intentando”

Y así, cerramos llave, nos paramos de la cama, dejamos el café, nos bajamos del bus y cambiamos de empleo.

Seguimos intentando. Claro que sí, seguimos intentándolo.

Anuncios