Contar, conteo, cuentas…

por NN

Sé que llegué a la casa de mi madre en marzo del 2014. Más de dos años después ya he vuelto a la universidad y sigo el currículum de otra universidad para graduarme como filósofa profesional.

Nunca he entendido muy bien para qué podría servir un cartón con semejante título pero al parecer así si podría trabajar haciendo cosas que me gustan, como hablar de libros. Así que acá me encuentro. En la mitad de algo, a ver si esta vez si logro llegar al final.

Hay días particularmente difíciles, hay días que me he hecho difíciles pero también hay días en los que se puede mirar el sol caer con la certeza de que el día ha valido la pena. Aveces tengo buenas rachas y vuelvo a casa con mi madre contándonos historias.

Anuncios